La actividad extra a tu trabajo que te llevará a conseguir un nuevo estilo de vida.


Aún recuerdo la emoción cuando conseguí mi primer empleo como ingeniero informático.

Los primeros meses fueron vertiginosos: no dejaba de aprender cosas nuevas. Cada día era un reto...

Después quería crecer, y por eso entré en empresas más grandes, con proyectos que me parecían impresionantes. Alucinaba cuando veía que tenía posibilidad de trabajar en las aplicaciones de grandes compañías. 

Era bonito, quería aprender más y más...

Aunque eso duraba poco. Pronto descubrí que tenía el síndrome de los 10 meses. 

Ese era el tiempo exacto en el que sentía que había dejado de aprender, y me movía a otra empresa en búsqueda del proyecto definitivo. El que me motivara realmente...

Al final llegué a una gran empresa, de las mejores del Mundo de Marketing. Ahí llegué a alcanzar un gran sueldo y los compañeros acabaron convirtiéndose en amigos. 

5 años estuve, que para mi historial previo era todo un logro. 

Todo parecía encajar en la vida al haber conseguido el trabajo soñado, la posibilidad de vivir por tu cuenta y dinero para disfrutar holgadamente de esos 24 días de vacaciones al año.

¿Y qué me dices de mis padres?

Con los disgustos que les había dado, por fin tenían a su hijo trabajando en una importante multinacional. 

Pero un año, dos años… tres en el mismo sitio. La rutina acaba comiendote.

Te levantas para ir a la oficina de lunes a viernes. Aprendes algo (con suerte), trabajas, te vas. Cobras a fin de mes, esperas los findes como si fuese lo mejor del mundo porque te permiten escapar de ese ciclo de rutina, etc.

Y los Lunes... ¿qué decimos cuando pensamos en ellos durante la tarde del Domingo?

Creo que la historia es muy parecida para todos. Al final acaba surgiendo la pregunta.

 ¿Y ahora qué? ¿Esto es todo lo que puedo esperar?

Está claro que en ese punto ya hemos cubierto las necesidades básicas de la pirámide de Maslow. Y a partir de ahí hace falta más. Realización. Éxito. Motivación. 

pirámide de maslow

Yo me di cuenta de que aunque durante más de 10 años dedicaba muchas horas al trabajo (más de 10 entre idas y venidas) y adquiría cada vez más conocimientos técnicos en mi campo, realmente esos conocimientos no me permitían evolucionar hacia mayores ingresos, o hacia una mayor motivación.

El sueldo siempre tenía un techo, trabajase lo que trabajase, y la motivación disminuía al darme cada vez más cuenta de que todas esas horas de mi vida las estaba dedicando al sueño de otros, los cuales no me permitían explotar al máximo mis capacidades.

"Puedo dar mucho más de mi si escucharan mis ideas"

Solía decir... 

¿Qué opción tenía para ganar ese extra que me negaban cada año cuando se negociaba la subida de sueldo?

¿Para que mi nivel de vida no dependiera de los demás?

¿Para poner en práctica todas esas ideas y creatividad que no tenían cabida en el trabajo, donde el procedimiento era de A-B-C y no podías salirte de ahí?

¿Cómo podía realmente sentirme útil y no luchando por intereses de una empresa que no iban alineados siempre con los del usuario?


La solución en realidad era sencilla: llevar a cabo mis propios proyectos. Y el medio más factible para hacer eso era Internet.

Con todos los años de experiencia acumulados gracias a trabajos de informático y a lo que aprendía por mi cuenta, sabía que tenía los conocimientos suficientes para moverme en ese “mundillo”.

Empecé a investigar los métodos más rentables y asequibles para comenzar un proyecto online compatible con mi trabajo a jornada completa, y "llegué al quid de la cuestión".

El tipo de proyecto que inicié en Internet y me ha llevado hasta donde estoy ahora


La opción que podía darme todo eso (un sueldo extra que me permitiera no depender de los vaivenes de mi empresa, la excitación de estar creando algo 100% mío y hacerlo crecer hasta ver beneficios, la posibilidad de usar mi mente y conocimientos como me diera la real gana…) fue un tipo de proyecto online hoy en día alcanzable para cualquiera: crear una página web. 

cambiar-de-vida

Imagina que pudieras: 

  • Arrancar una web con unas características determinadas y usando los métodos que te permitirían generar ingresos con ella.
  • Ir dedicándole ratos por las tardes, después del trabajo, y gracias simplemente a poner en marcha tus propias ideas y ver resultados reales te sintieras motivado.
  • Dejar de depender de que otros te suban el sueldo o no para mejorar tu nivel de vida. 

Pues es posible.

Yo lo hice, y no me hizo falta nada extraordinario para conseguirlo.

Durante 12 años estuve compatibilizando mi trabajo “normal” con mis proyectos de monetización online.

En el último trabajo recuerdo la crispación que se respiraba entre los compañeros cada mes de marzo, cuando tocaba negociar la subida de sueldo, y lo tranquilo que estaba yo… porque ya tenía más que solucionada la parte de los ingresos gracias a mis páginas web.

Estuve años sin siquiera pedir un aumento. No lo necesitaba. Había dado en el clavo con el método que mejor me funcionaba para generar ingresos con una web.

Incluso eso me llevó a quitarme presiones en el trabajo, a no tragar cuando me echaban mierda encima, y hasta llegar a reunirme con mi jefa y decirle... "No puedo seguir trabajando contigo, ¿o tú o yo?".

No estaba con ese miedo que se vive siempre de depender de ese trabajo, de que sin él estarías perdido, lo cual es usado por las empresas para llevarte al límite sabiendo que no te queda otra que aguantarte y aceptar las órdenes. 

Algunos meses puntuales llegué a ganar entre 3000 y 4000€, y cuando dejé el trabajo ya tenía un sueldo lo suficientemente estable por Internet como para no temer mi suerte.

Echando la vista atrás, sé que cuando empecé me hubiese gustado leer un post como este, en el que me dejasen claro lo que podía hacer con una web para monetizarla sin perder tiempo. 

No habría gastado 12 años en descubrir lo que funcionaba por mi cuenta, con la poquísima información de la que se disponía allá por el 2003, y siempre a base de prueba y error.

Es por eso que quiero solucionarlo para ti.

Quiero evitarte ese largo tiempo de aprendizaje, y para ello, en este post, voy a contarte lo que aprendí de cada método para hacer dinero con una web, y te contaré cuál es el que mejor me ha funcionado y puedes poner tú en marcha de forma sencilla: 

¿Qué métodos existen para monetizar una web y crear un sueldo estable por Internet? 

1. Adsense: publicidad contextual de Google.

Adsense es el método más conocido que ofrece el propio Google para generar ingresos con una página web. Seguramente habrás oído hablar de él. Consiste en colocar anuncios en tu web que están contextualizados, es decir, que automáticamente tienen que ver con la temática de la que se habla en tu sitio web.   

Tu único trabajo es colocar los banners que te proporciona la plataforma de Adsense en tus páginas, y Google se encarga de mostrar anuncios relevantes para tu audiencia sin que tú hagas nada.

Eso significa que si por ejemplo tienes una web de recetas de cocina y colocas varios banners de Adsense, Google mostrará diferentes anuncios relacionados con esa temática (alimentación, cocina, etc.)

Cada vez que alguien hace clic en esos anuncios tú consigues ingresos.

Hay toda una ciencia detrás de la colocación estratégica de los banners de Adsense y los diferentes métodos para optimizar su uso y exprimir la mayor cantidad de ingresos posible.

En un segundo me he metido en una web de recetas y me he encontrado esto: 

Como ganar dinero con por internet con Adsense
Como ganar dinero con un blog con Adsense

Un ejemplo perfecto de cómo funciona Adsense. 

PROS DE MONETIZAR CON ADSENSE

  • Es un método rápido y “fácil” para monetizar una web. Sólo es copiar y pegar en tu web un código que te dan en el panel de usuario de Adsense. No hace falta ningún conocimiento avanzado y cualquiera puede usarlo.
  • Google muestra automáticamente publicidad relacionada con la temática de tu blog, lo cuál aumenta la posibilidad de conseguir clics de personas interesadas. A más clics más ingresos para ti.
  • Sólo tardan como mucho un mes desde que generas el mínimo de ingresos hasta que te los ingresan (tienes que generar mínimo 100 dólares para cobrar).
  • Se puede combinar con otros métodos de monetización.

CONTRAS DE MONETIZAR CON ADSENSE

  • Como pagan muy poco por cada clic, necesitas tener muchas visitas para conseguir ingresos decentes. Depende, pero por un clic pueden pagar 10, 20 o 30 céntimos tirando muy por lo alto. Suponiendo que un 3% de las visitas cliquen en los anuncios (también siendo optimistas) y que te paguen el clic a 10 céntimos… ganarías 30 céntimos por cada 100 visitas. Necesitarías como mínimo 100.000 visitas cada mes para hacer unos ingresos de 300€. Para superar los 1.000€... uff, echa cuentas. 
  • No controlas los anuncios que muestran. Aunque teóricamente están optimizados para tu temática. 

Y digo "teóricamente" por lo siguiente: puede pasar que entre en una web de recetas y Google decida que lo más relevante es mostrarme un anuncio de Cirugía Láser Ocular. En algún momento su complejo algoritmo le dijo que eso es de mi interés, y se equivocó. Es una de las desventajas de Google Adsense, que no controlas en todo momento lo que aparece en tus banners y su algoritmo no siempre acertará con los intereses de tus lectores y eso podría perjudicar la imagen de tu web.


Como ganar dinero con internet usando adsense
  • No en todas las temáticas se puede usar. Google Adsense puede banearte la cuenta si intentas utilizar este sistema en algunas temáticas. Mirar en los términos y condiciones de Adsense.
  • Dependes de los caprichos de Google. A mi me pasó que llegué a generar 300 euros al mes con Adsense, lo cual me liberaba de los trabajos extra que hacía como camarero o realizando mudanzas. De repente Google decidió que la temática de mi web no era permitida, y pasé a cero... Adiós el sueño dorado. 

A pesar de eso, hay muchas webs que sacan (mucho) más de 1.000€ utilizando Adsense. Eso si, eso es posible porque son personas con mucha experiencia, capaces de generar tráfico de cientos de miles de visitas a sus webs. 

Pero si vas a empezar una página web o blog desde cero, o la que tienes es muy incipiente y tiene pocas visitas, Adsense no será el método más acertado para monetizar. Básicamente ganarías unos ingresos irrisorios que no te darían ni para el café. 

2. Publicidad directa saltándose intermediarios: banners, enlaces y post patrocinados.

Desde luego, cuantos menos intermediarios haya entre la empresa que te va a pagar y tú... mejor. Eliminando a Google y su sistema de anuncios de la ecuación, la rentabilidad sube. 

Tienes varias posibilidades para monetizar a través de acuerdos directos con empresas (con las que tendrás que contactar tú mismo, si no te contactan ellas a ti): 

  • Banners con anuncios en el sidebar. Puedes hablar directamente con una empresa relacionada con tu temática a la que pueda interesarle anunciarse en tu web, y colocas un banner con un anuncio de dicha empresa. En este caso el funcionamiento sería similar al de Adsense, solo que Google ya no es intermediario, no se lleva parte del pastel, y las ganancias por clic o lead pueden ser mucho mayores para ti. 
Como ganar dinero con un blog utilizando banners publicitarios
Como ganar dinero por internet utilizando banners publicitarios
Como ganar dinero con una web con banners publicitarios
  • Enlaces patrocinados. También se puede llegar a un acuerdo con alguna empresa en la que te paguen por poner un enlace a su web en un post determinado.
  • Post patrocinados. Consiste en acordar un pago con una empresa por escribir un post en tu web sobre uno de sus productos o servicios, como hice yo en una de mis webs:
Ganar dinero por internet con un post patrocinado

Puedes llegar a cobrar mucho por un post patrocinado. Hablamos de más de 200€ por escribir un artículo si tu web tiene autoridad, al mes o de una sentada según acuerdes con la empresa anunciante. 

PROS DE MONETIZAR CON PUBLICIDAD DIRECTA

  • Puede ser una fuente de ingresos estable mes a mes, dependiendo de cómo acuerdes los pagos con la empresa por renovar banners o enlaces.
  • Es el método más fácil de todos a nivel técnico (sólo requiere escribir un artículo, poner un enlace o un banner). Lo complicado aquí es negociar con las empresas.

CONTRAS DE MONETIZAR
CON PUBLICIDAD DIRECTA

  • Para que a las empresas del sector de tu temática les interese pagarte por colocar algo en tu web, necesitas que sea una web de autoridad. Si tu página no recibe apenas visitas o esas visitas son tráfico de “mala calidad” que no genera leads… ninguna empresa querrá pagar por aparecer en tu web. Requiere tiempo y mucho trabajo convertir una web en una página de autoridad.
  • Si a la empresa no le sale rentable, puede cancelar acuerdos y no renovar. Se acabaron los ingresos.
  • No puedes utilizar este método indiscriminadamente, porque perderás la confianza de tu público en la imparcialidad de la página.

La publicidad directa no se puede usar desde el principio, porque necesitas que tu página tenga autoridad. Es decir, que sea capaz de traccionar tráfico cualificado que genere leads (compras, suscripciones... lo que la empresa anunciante quiera). 

A las empresas no les suele bastar con que les lleves visitas. Quieren un retorno de la inversión que han hecho en ti, quieren que el tráfico que les proporcionas sirva para algo.

Tú tampoco pagarías por poner una valla publicitaria en un descampado vacío, ¿verdad?  

Por eso este método queda totalmente descartado (sólo de momento) si vas a empezar un proyecto desde cero. 

3. Ofrecer servicios propios.

Esta es quizá la forma más intuitiva de monetización online, la que primero puede venirnos a la cabeza cuando pensamos en "montar un negocio por Internet" o "ganar dinero con una web". 

Consiste en ofrecer tus servicios a través de tu web. ¿Qué servicios? Pues depende de tu temática y de lo que tú seas capaz de hacer. 

Por ejemplo, siendo diseñador, consultor, mentor, traductor, redactor, informático, SEO, copywriter, etc. los servicios que puedes ofrecer están muy claros, y tendrás demanda de sobra. 

Un ejemplo podría ser los servicios que ofrece mi amiga Vilma Nuñez. 

Ofrecer servicios por internet

PROS DE OFRECER SERVICIOS

  • Si tus servicios tienen calidad, poco a poco te irán posicionando como experto en la materia. Alimentará tu marca.
  • Dependiendo de lo bueno que seas puedes llegar a cobrar mucho por hora trabajada, con ganancias muy superiores a lo que cobrarías en cualquier empresa como asalariado.

CONTRAS DE OFRECER SERVICIOS

  • No es escalable. Estás intercambiando dinero por tiempo, por lo que llega un punto en el que eres incapaz de escalar los ingresos.
  • No es pasivo. Necesitas buscar clientes y tratar con ellos. Eso plantea dos problemas: (1) en el momento en que te quedas sin clientes, te quedas sin ingresos, y (2) no a todo el mundo le apasiona trabajar directamente con clientes porque pueden suponer un esfuerzo emocional y mental que no tendrías con otros métodos de monetización. 
  • Necesitas cierta reputación para que la gente pague por tus servicios, con su consiguiente gasto económico en publicidad, estrategia, textos de tu web… además del tiempo que hay que aplicar. Nadie comprará tus servicios si los pones por las nubes y no cuentas con el respaldo de una marca.

No todo el mundo tiene el suficiente conocimiento (o ganas) para ofrecer servicios. Es uno de los métodos de monetización que más trabajo conllevan y, como digo, son 0 escalables y 0 pasivos.

Una vez que creces, que te has hecho un hueco en tu mercado, esta puede ser una de las opciones para ganar dinero más directa. Pero para llegar a ese punto hay muchísimo trabajo antes. 

Es muy complicado conseguir generar buenos ingresos desde el primer momento. Y menos si quieres hacerlo como algo extra a tu trabajo, ya que la dedicación que exige requerirá tu tiempo completo. 

4. Vender infoproductos: venta de cursos y formación online.

Los infoproductos son "productos de información" en los que recoges tu conocimiento sobre una materia concreta y los vendes totalmente paquetizados.

Por ejemplo:

  • Cursos online. 
  • Membresías o acceso a contenidos / comunidades exclusivas por las que puedes cobrar mensualmente. 
  • Ebooks (manuales, guías). 

A diferencia de las consultorías o mentorías, los infoproductos son 100% escalables y algunos pueden ser pasivos a largo plazo, porque una vez creados son productos que puedes vender de forma “automática”.

Los potenciales clientes sólo tendrán que entrar en la página que hayas destinado para el curso y hacer cuatro clics para comprarlo, mientras tú estás dedicando tu tiempo a otras cosas. 

Para alojar y distribuir tus infoproductos puedes utilizar tanto tu web como otras plataformas tipo Amazon, Hotmart, Udemy… pero ten en cuenta que estas últimas se quedarán una comisión, por lo que tu margen de beneficios bajará. 

PROS DE VENDER INFOPRODUCTOS

  • Tiene un margen de beneficios muy alto, ya que el producto es tuyo.
  • Ingresos pasivos y escalables.
  • Puedes crear tantos productos como tu audiencia necesite, y puedes crearlos como quieras, eres tú quién decide.
  • Controlas todo el proceso de creación y distribución de tu producto, lo cual implica que tienes acceso a todas las métricas y puedes usarlas para aplicar retargeting u otras técnicas de venta.

CONTRAS DE VENDER INFOPRODUCTOS

  • Crear un infoproducto completo lleva mucho tiempo y mucho trabajo. Hablamos de meses o incluso más de un año para crear un curso online con contenido extenso, además de toda la estructura que hay que montar para controlar el flujo de venta. Se puede empezar por algo sencillo como un tutorial o una guía en ebook.
  • Hay que actualizar el contenido periódicamente para que no se quede obsoleto. 
  • Si decides ofrecer soporte (en la mayoría de cursos online es necesario) y el número de alumnos es considerable, atenderlo te consumirá mucho tiempo. Esto no es nada pasivo.

Aquí puedes ver todo el proceso que viví paso a paso con el lanzamiento de mi primer curso online. Durante la primera fase, en 2016, conseguí superar los 100.000 € de facturación con 230 alumnos. Ahora mismo estamos en 2018, y ya se han superado los 1000 alumnos inscritos a un precio prácticamente el doble que el inicial. 

Así pues, las ganancias con un buen infoproducto pueden ser brutales si tienes un bagaje y marca personal sólidos. Pero eso viene después de años trabajando 😉 

Si tu idea es montar algo ahora y empezar a arrancarlo mientras lo compatibilizas con tu trabajo, lo que puedes hacer es crear pequeños infoproductos más sencillos y utilizarlos para conseguir suscriptores. 

Yo nunca habría sido capaz de conseguir lo que he conseguido con este método de monetización si hubiera tenido que compatibilizarlo con un trabajo, ya que cuando puse a la venta el primer producto, estuve más de 4 meses trabajando más de 12 horas de Lunes a Domingo. 

Es un método muy compatible con otros como Adsense o la afiliación (que ahora veremos).

5. Montar una tienda online (e-commerce).

Siendo sincero, este método no lo he tocado. No me interesa demasiado porque se aleja un poco de mi ideal de negocio online.

No es pasivo, no es escalable, hay que gestionar stock, requiere una inversión inicial algo más fuerte, es más difícil conseguir visibilidad... al fin y al cabo es montar una tienda. 

Pero también tiene sus ventajas, y desde luego se puede sacar mucha rentabilidad a un negocio así. En una tienda online vendes tu propio producto, tienes un stock disponible y gestionas todo el proceso de venta y envío a través de una página web.

PROS DE MONTAR UNA TIENDA ONLINE

  • ​Puedes sacar un buen margen de beneficios a las ventas.
  • Los clientes que ganes son tuyos, no los “mandas” a comprar productos de terceros que pueden acabar fidelizando y quedándose con ese cliente que tú les has referido.
  • Como tienes toda la información, puedes aplicar reta​rgeting u otras técnicas de venta. 

CONTRAS DE MONTAR UNA TIENDA ONLINE

  • La escalabilidad de un negocio así depende mucho de los recursos que tengas. Si tienes más dinero para invertir en stock y en las infraestructuras que necesites, creces, si no, no. Por contra, el resto de métodos de monetización que se han comentado hasta ahora permiten escalar los ingresos de un producto sin aumentar los costes de inversión.
  • Tienes que lidiar con toda la logística de stock: almacenaje, envíos, quejas y reclamaciones, soporte… 
  • Hacer visible una tienda online no es tan sencillo como otro tipo de páginas web.  

6. SISTEMAS DE AFILIADOS: Recomendar productos de otros y ganar comisión por venta. 

Redoble de tambores...

Este es mi método predilecto para hacer dinero por Internet. Hasta que descubrí la afiliación pasé por muchos tipos de monetización diferentes, pero justo este fue el sistema que me permitió dar el salto para vivir la vida que quería. 

De hecho, cuando me "baneó" Adsense, podía haber pensado que lo de ganar dinero por Internet no es real. Que fue bonito mientras duró pero ya no había opciones. Y es ahí cuando descubrí este método de monetización que me ha acompañado hasta el día de hoy.

Los primeros años sólo dedicaba algunas horas por las tardes después de trabajar. 

Cuando dejé mi trabajo en Havas Media como informático, generaba 1.500€ totalmente estables al mes gracias a la afiliación, además, había meses que llegaba a los 3.000 y 4.000€. Ya tenía el colchón que quería, y ya podía dejar de compatibilizar trabajo y proyectos online, para dedicarme enteramente a lo segundo. 

Con este sistema se puede monetizar cualquier temática, no necesitas muchas visitas para empezar y acaba siendo una fuente PASIVA de ingresos. ¿Se puede pedir más en esta vida? 

Cuando hablamos de ingresos pasivos suele haber mucha confusión e incluso rechazo. A diferencia de los que intentan vender por ahí, estos no significan que se consigan sin esfuerzo, sin hacer nada. No, eso no existe. 

Son ingresos pasivos cuando has realizado un buen trabajo inicial, el cual te ha requerido esfuerzo y hacer las cosas bien, pero llega un momento en el que ese proyecto funciona solo. 

Puedes estar sin actualizarlo tiempo, y este seguirá generando ingresos. 

Eso es totalmente contrario a ofrecer servicios. Si no estás haciendo un trabajo para un cliente, no ganas dinero. Con la afiliación, puedes tener, literalmente, una web que trabajará para ti el día de mañana.

Eso son ingresos pasivos.  

¿Cómo funciona la afiliación?

La afiliación es un sistema de monetización que te permite ganar comisiones por cada producto de otras plataformas que tú recomiendes a través de tu web y acabe vendiéndose. 

La idea es muy sencilla:

  • Te inscribes en el programa de afiliados de una empresa o tienda online que venda productos relacionados con la temática de tu página web (lo más sencillo y rápido es darse de alta en algún marketplace tipo Amazon, Ebay o Aliexpress, pero también puedes buscar tiendas más especializadas).
  • Colocas enlaces o banners en tu web que lleven a esos productos.
  • Si se produce una venta, te llevas una comisión.

Las comisiones dependen del programa en el que te des de alta. En Amazon, por ejemplo, pueden ir del 1 al 10% en función de la familia de productos que recomiendes, pero hay infinidad de programas en los que las comisiones pueden llegar a ser altísimas (pudiendo superar el 50%).

Comisiones del programa de afiliados de amazon

Comisiones de Amazon

Probablemente lo mejor de este método sea que te ahorras toda la logística de una tienda online y que se pueden monetizar blogs con pocas visitas. A partir de 50 o 100 visitas bien seleccionadas ya puedes estar ganando ingresos gracias a la afiliación.

El truco está en saber cómo captar esas personas ya interesadas en el producto del que estás hablando en tu web. Digamos que se encuentra contigo en ese último paso antes de decidirse por comprar un modelo u otro de algún producto. 

Una vez montado el blog y colocados los enlaces, este sistema es pasivo: el tráfico seguirá llegando a tu web, la gente clicará en tus enlaces y comprará los productos estés donde estés.

Durante 24 horas al día los 365 días del año, la web trabaja para ti. Los ingresos llegan a tu cuenta sin que le dediques mucho más tiempo después de ese trabajo previo inicial. 

No por nada es uno de los métodos más populares para rentabilizar una página web, y desde luego mi favorito, en el que me he centrado durante los últimos años y he enseñado a miles de personas a llevarlo a cabo de forma satisfactoria. 

PROS DE MONETIZAR CON AFILIACIÓN

  • ​​No requiere infraestructura ni logística de ningún tipo ya que los productos que recomiendas NO son tuyos. El almacenaje y envío del stock, las devoluciones y quejas, etc. no son problema tuyo.
  • Puedes encontrar productos de cualquier temática que se te ocurra para recomendarlos como afiliado. 
  • Es un método que, una vez montado, es pasivo total. Durante los primeros dos o tres meses se debe dedicar tiempo a montar todo el sistema y crear contenido, pero a partir de ahí puedes dejar la web funcionando en piloto automático mientras te vas de vacaciones o te dedicas a otras cosas. Si lo has hecho bien, da incluso igual que abandones la web, porque durante meses, o incluso años, podrán seguir llegando visitas y generando ingresos.  

Por ejemplo, mi web de venta de móviles usados lleva sin actualizarse desde 2014, pero sigue recibiendo más de 7.000 visitas cada mes sin hacer NADA durante cuatro años. Eso es una fuente de ingresos pasiva.

Visitas byemovil

Mi web de móviles usados sigue generando más de 6000 visitas al mes en modo totalmente pasivo desde hace 4 años. Es una web que no toco ni para hacer mantenimiento desde 2014.

  • Es un negocio en el que puedes sacar un sueldo superior a los 1.000 € sin una gran inversión inicial. Mientras que las tiendas on u offline al uso requieren una apuesta fuerte en stock, logística, infraestructura, etc. montar una página web con afiliación sólo requiere el dinero necesario para pagar un dominio con alojamiento, alguna herramienta de análisis y el wifi de casa.
  • Si un producto no funciona, puedes cambiar las recomendaciones en cualquier momento y con un par de clics. No se puede decir lo mismo de una tienda. 
  • Todo el mundo busca información antes de comprar un producto (ya sea un ordenador, una cámara, una aspiradora, una cafetera o cualquier cosa que se te ocurra), compara precios, marcas… por eso los blogs de afiliación tienen tanto éxito. 

CONTRAS DE MONETIZAR CON AFILIACIÓN

  • ​​​El margen de beneficios es menor que si vendieras un producto propio. Si con una venta por afiliación te llevas una comisión del 5%, vendiéndolo tú en una tienda quizá sacases el 30%. Esa es la parte “mala” de ahorrarse todo el trabajo y coste de la infraestructura / logística de una tienda.
  • El cliente no te pertenece a ti. Tú llevas a una persona a comprar a Amazon, y se convertirá en cliente de Amazon, no en el tuyo propio. Si ese cliente vuelve posteriormente a comprar en esa tienda sin pasar por tus enlaces, tú ya no te llevarás comisión.  
  • No controlas todo el flujo de venta, así que no puedes aplicar técnicas como el retargeting. 

La afiliación como base, combinada con Adsense e infoproductos una vez la web gana autoridad, es uno de los modelos de monetización más potentes que hay. 

Yo tardé 12 años en descubrir que la clave del éxito está en focalizar, en centrarse en un tipo de monetización o dos y dedicar todos los esfuerzos a hacer que ese proyecto funcione. 

Si en ese momento me hubiesen dado una hoja de ruta a seguir, un método... habría conseguido en menos de un año lo que hice en 12

Muchos te dirán que esto no es real. Que este tipo de ingresos no existen, que son difíciles de conseguir. Y la razón es muy simple:

Se lanzan a crear una web, escribir cuatro artículos, poner un enlace, y sentarse a esperar resultados. 

Pero no, hay mucho más detrás.

No es difícil, pero hay que saber unir los puntos de la forma correcta para asegurarte que las personas a las que están mostrando la web, son las que realmente están YA interesadas en el producto. 

¿Y cómo lo sé? 

Porque en estos 12 años he estado depurando y optimizado al máximo el proceso paso a paso que hay que seguir para montar una web con afiliación, y hay ya cientos de personas que lo están replicando al pie de la letra y están consiguiendo resultados brutales en menos de un año. 

No solo alguien como yo con mi experiencia, decidándome 100% a esta actividad, y con unos buenos conocimientos técnicos, puede conseguirlo. 

No, hay cientos de alumnos de todas las profesiones y distintos perfiles que han visto esos preciados ingresos muchísimo antes de lo que me costó a mi, gracias a poder acelerarles el camino. 

Los resultados de aplicar un método paso a paso para montar una web 100% bien enfocada a monetizar desde el principio...

... son poder tener una web propia que genere más de 700€ al mes en menos de un año. 

Una de las partes más satisfactorias de lo que hago con mi curso online para monetizar webs, es ver que las personas que entran consiguen sus objetivos, e incluso los superan. Todo gracias a esos años que investigué y gasté tiempo y dinero en aprender a base de prueba y error. 

Una alumna (y ahora gran amiga) J.U. hace un par de años tenía una página web a la que durante mucho tiempo estuvo echándole horas, e intentando monetizar a través de una tienda online. Después de dedicarle un trabajo titánico a su proyecto y no ver más de 6 a 10€ al mes, decidió que era el momento de fijarse en los métodos de otros. 

Partió de cero con otra web, para aplicar un método mejor. Casualidades de la vida, acabó en mi formación y la replicó 100%.

Sus estadísticas hablan por sí solas: 



Ahora mismo le dedica menos de 1 hora a la semana a su web y los ingresos siguen entrando de forma pasiva. Actualmente están superando los 1000€/mes.

Este es uno de los ejemplos que me encantan porque refleja perfectamente lo que se puede conseguir con la afiliación partiendo desde cero si alguien con experiencia te guía. 

Lo que puedes hacer tú para aprender a construir y monetizar una web desde cero. 

La pregunta recurrente que me han hecho incontables veces (y es normal, yo también la haría) es: "Javi, ¿por dónde empiezo si quiero crear una web que me de ingresos?"

Tienes dos opciones:

  • 1
    Buscas toda la información por tu cuenta y lo vas compatibilizando con tu jornada laboral de 8 horas diarias. Probablemente te pasaría como a mí y te tirarías años dando vueltas en círculo hasta descubrir una manera efectiva para hacerlo. 
  • 2
    Sigues el método de una persona que ya ha pasado por todo eso y sabe perfectamente el paso a paso que hay que seguir para tener una web montada en un par de meses y monetizando en menos de un año. 

Personalmente, he aprendido que el tiempo es oro. Es lo más valioso que tenemos. Y si precisamente tenemos la inquietud de crear webs y generar ingresos por Internet es para conseguir ese extra que nos permita tener más tiempo para nosotros, incluso reducir nuestra jornada laboral o abandonarla definitivamente. 

Pensando en ello, decidí que todas esas personas que me preguntaban debían poder ahorrar el tiempo que yo perdí. 

Así que cree un entrenamiento gratuito para aprender lo básico que necesitas para monetizar una web de forma efectiva.

A día de hoy, es una de las cosas que más me alegra haber hecho, porque son más de 20.000 personas las que han pasado por él y me han dado las gracias. 

Ahora tú también puedes iniciar un camino para descubrir por dónde empezar para generar ingresos con un proyecto online.

Para eso he creado un entrenamiento 100% grautito al que podrás entrar simplemente rellenando el siguiente formulario para que te enviemos el acceso. 

Te contaré exactamente los pasos que realizo en cada uno de mis proyectos, los cuales me permiten vivir de intentar y que tu podrás replicar para construir los tuyos propios tengas la experiencia que tengas.

En cuanto lo hagas, te enviaré un email con el acceso al primer vídeo donde empezarás a descubrir un Mundo increíble de posibilidades:

Te veo dentro del entrenamiento. 

Y si crees que esto le puede interesar a otras personas, te agradeceré mucho que lo compartas 😉

Un abrazo, 

Javier Elices. 

f

Deja un comentario

Cerrar